Las respuestas feministas a las críticas machistas

Son muchos los hombres y las mujeres que nos dicen que las feministas hablamos mucho pero que ante según qué temas nos callamos o nos subimos al tren del hembrismo. Así que hoy quiero tomar la iniciativa y responder con sinceridad a esas críticas machistas, sin tapujos y con total transparencia. Porque si hay un reproche, una pregunta o una acusación, respondamos:

  1. Mucho feminismo pero bien que os gusta ir a la discoteca y no pagar. De eso no os quejáis. Yo he entrado en discotecas sin pagar, mientras los chicos sí que lo hacían. Tenía 16 o 17 años y a veces sucedía: nosotras entrábamos gratis, ellos se quedaban en la entrada, sacando las carteras. Al principio pensaba que ellos lo que hacían era pagar las consumiciones por adelantado. ¡Qué sé yo! Tampoco me lo pregunté nunca, ya me iba bien. Yo no tenía un duro y no pagaba por divertirme. Creí que incluso era un trato de favor hacia las mujeres. Nadie, ni yo, ponía en duda semejante práctica. Con el tiempo lo comprendí: el pollo tampoco paga por ser el plato del día. Y tú no eres más que eso: el plato del día de la discoteca. Una vez comprendido, jamás he vuelto a aceptar esta premisa. Pero necesitamos que las chicas lo sepan. ¿Nos ayudas? ¿Cómo? Niégate como hombre a participar en este tipo de fiestas. También puedes colaborar.
  2. El feminismo se acaba cuando hay que abrir un tarro. Cuando he de abrir un tarro cojo un cuchillo de punta redonda, hago palanca en la tapa y creando aire, ya lo puedo abrir. Si aun así no hay manera, pido ayuda, a quien tenga alrededor: hombre o mujer. ¿Qué tiene que ver el feminismo con necesitar ayuda? Pedir ayuda no te hace un ser humano débil.
  3. Mucho feminismo pero lo que queréis es una buena polla. Una buena polla o un buen coño. O los dos. Eso va gusto de cada una. Feminismo no es igual de odiar a los hombres y querer disfrutar de buen sexo es quizá, una de las reivindicaciones más feministas. Pero claro, si queremos polla es igual que querer someternos a un hombre ¿no?
  4. Las leyes de custodia en los divorcios benefician sólo a las mujeres. Es cierto. Y estoy totalmente en contra. Porque en las custodias de las y los menores, el principal beneficiario debería ser la hija o el hijo. Ni por ser la madre lo vas a cuidar mejor ni ser el padre significa que no sabrás qué hacer con un bebé. Cada caso ha de ser valorado individualmente y hacer lo mejor para las y los menores. A veces será estar con su padre, otras con su madre. Hay que romper ya con las leyes que dicen que por ser mujeres ya nos tenemos que quedar con la custodia directamente y el hombre se dedique a pagar.imagesRWWMTZ1H
  5. La mayoría de denuncias por violencia de género son falsas. Sólo un 0,05% de las denuncias son falsas. No lo digo yo, son datos oficiales. Pero las hay, es cierto. Yo no conozco personalmente a ninguna mujer que haya denunciado violencia de género. La única que conozco, fue una denuncia falsa. Así que sí, las hay, conozco un caso de primera mano, pero representan sólo un 0,05% del total.
  6. Os estáis cargando los valores tradicionales de la familia y la feminidad. No creo que nos estemos cargando nada. Las directrices femeninas han sido siempre trazadas por los hombres (echad un ojo a las grandes obras de la civilización) sin preguntar a las mujeres. Así que sólo estamos pidiendo lo que es nuestro. Además, hay que aceptar que los tiempos cambian y si queréis volver al pasado, volvamos con todo: quitemos el estatuto de los trabajadores, la sanidad gratuita… seguro que tampoco importa eso si lo primero es preservar la tradición.
  7. Sois todas muy feas y tenéis envidia de las guapas. Error. El feminismo defiende y sabe que la belleza se presenta de mil formas, en cada tipo de mujer, sin hacer caso de un valor estándar. Fuera de vuestra imagen de mujer perfecta 90-60-90, nosotras vemos un millón de tipos de belleza, en cualquier mujer, sea como sea. Así que no, no sentimos envidia de nadie porque todas, cada una en su individualidad, somos preciosas.
  8. Si sois feministas no os podéis maquillar ni vestir de forma sexy. No entiendo qué tiene que ver una cosa con la otra. Salvo que creáis que por arreglarnos vamos pidiendo que nos violen. Si creéis que una mujer para que se respete no puede maquillarse, vamos a tener que volver a releer el Libro de Petete del feminismo.
  9. Lo que sois es feminazis. Es cierto: porque pedir la igualdad de derechos para las mujeres nos equipara a aquellos que mataron en cámaras de gas a miles de personas. Además, Hitler nos da su aprobación, ¡¿qué más queremos?!wpid-img-20150301-wa0000.jpg
  10. Os queréis meter en cosas de hombres. Fútbol, coches, política… lo que sea. No sabía yo que los deportes se juegan con los genitales o que el coche se conduce con el escroto. Aunque sería divertido.
  11. Ya no sabemos cómo comportarnos con vosotras. No se os puede tratar con caballerosidad. Y atención a este punto porque si un día una mujer os dice que eso es anti feminista, le podéis remitir a este artículo que yo les respondo. ¿Si dejáis pasar a un colega antes que vosotros en un ascensor, no es educación? Pues lo mismo con la mujer. No es caballerosidad, es educación. Y con nosotras podéis tener la que queráis de la misma forma que nosotras la tendremos con vosotros. Ya sea llenarnos la copa, ofrecernos la última croqueta o abrirnos la puerta, lo aceptaremos de buen grado. Si a un colega le dejas tu mejor sitio del sofá al invitarle a casa ¿qué hay de malo en hacerlo a una mujer? La educación o la generosidad nunca ha estado reñida con el feminismo.
  12. ¿Y por qué no el día del hombre? El día que cobréis menos, el día que os maten por ser hombres, el día que os llamen “monstruo” por no querer hijos, el día que os obliguen a parir por ley, el día que os sintáis oprimidos en vuestros derechos básicos por el sistema, el día que hagáis estadísticamente más horas de trabajo del hogar que una mujer, el día que la religión os diga que todo lo que hagáis fuera del hogar es pecado, el día que vuestros derechos como seres humanos sean pisoteados en todos los rincones del planeta, haremos el día del hombre. Y seremos las feministas las primeras que grabaremos ese día en el calendario mundial. Prometido.

Más de lo mismo

Me he comprado esta revista porque estoy muy enamorada de Keira:

wpid-wp-1407761753104.jpgYa sé lo que estáis pensando. Pero lo he hecho. Ella me encanta. Qué le vamos a hacer. Pero cómo no, las preguntas que le hacen son las de siempre:

wpid-wp-1407760762505.jpgReconozco Keira que me has defraudado. O tú o quien ha traducido esto, no lo tengo muy claro. Quizá no hayas querido decir esto, pero si lo has dicho, has caído un escalón: lo de adoptar el apellido de tu marido no es amor, es renunciar a quien eres tú, a tu nombre, una identidad que te pertenece y te representa, no la de un hombre al que hoy quieres y mañana no. Quizá no sea muy romántica pero me quiero más a mí que a perder mi identidad por amor a un hombre.

La segunda pregunta es muy fuerte. Hablemos de matrimonio, eres fan de la familia. WTF? Qué pregunta es esa? Por qué esa pregunta se le hace siempre a las mujeres? ¿Será porque las mujeres quieren leer cosas con las que se sientan identificadas? “Esa será actriz, pero se somete a la familia y al hombre, como yo”. O es que aún tenemos metido en la cabeza que casarse y tener hijos es lo que acaba de dar sentido a la vida de la mujer.

wpid-wp-1407761662782.jpgAtención: se ha declarado una nueva moda: preguntar a las famosas por su feminismo. Sinceramente, no entiendo ni la pregunta ni la respuesta, pero me parece harto peculiar cómo se trata el tema. Sigue siendo lo de siempre: tratar a las feministas de ogros verdes come niños y que si se habla del tema sea de tapadillo, de una forma absurda, como una rareza y que la respuesta sea más rara aún.

wpid-wp-1407761718008.jpgPues nada Keira, que yo te quería mucho pero ahora estoy un poco confusa. No sé, no sé…

Si queréis leer las maravillas de preguntar por el feminismo, es la revista Glamour del mes de Agosto.

Las modelos son tontas (y van tres)

Después de las grandes campañas publicitarias de la Gisele y la Miranda Kerr (que ya hemos hablando aquí) nos llega ahora Bar Rafaeli, a demostrarnos lo inmensamente idiota que es.

Dice que no entiende por qué está sola con la de atributos que tiene, pero yo querida, voy a sacarte de dudas: porque eres tonta. Pero tonta, tonta.

Lo primero de todo dice que ella no es feminista, que ella será la que se ocupe de la casa, de su marido y de los hijos: No estoy dispuesta a que él me friegue los platos, yo soy la que hará eso y la que limpiará… y yo soy la que se quedará en casa con los niños. ¿¿¿¿ PERO TÚ QUÉ ERES SUBNORMAL O RETRASADA???? ¿ Dónde has leído que esa es la vida de una mujer? ¿ Con qué cara te presentas ante una entrevista mundial diciendo tantas gilipolleces? Tus palabras, chata, dan la vuelta al mundo y miles de niñas que te miran podrán pensar que eso es lo correcto. Y no lo es. No es lo correcto que una mujer haga eso que tu dices porque no estamos aquí para limpiar la mierda de nadie y no es ese nuestro cometido en la vida. Y te digo más: podrás decir que es tu opinión pero no me la das: siempre que alguien asuma su esclavitud e inferioridad, será de mi incumbencia.

La belleza no lo es todo querida
La belleza no lo es todo querida

Pero hay más: Sobre las cualidades del que describe como «amor de su vida» agrega que quiere alguien «al que pueda ver un poco desde abajo» y que sea para ella «un ejemplo a seguir, alguien por el que sienta admiración». Lo de sentir admiración por tu pareja te lo paso. Pero lo de que tengas que mirar a tu pareja desde un poco por debajo es ASQUEROSO!!!!!!!!!!!!!! PERO TE HAS VUELTO LOCA!!!!!!!! YA SÉ QUE TE IMPORTAS A TI MISMA UNA MIERDA PERO NO PIENSES QUE ESO ES LO NORMAL EN UNA PAREJA.

Mirar a tu pareja un poco desde abajo. ¿ Pero te has oído? ¿ Qué estupidez es esa? LAS PAREJAS SE MIRAN DE IGUAL A IGUAL, DE TÚ A TÚ, SIN DIFERENCIAS, DESDE LA MISMA ALTURA. Pero me parece que tú no lo entiendes esto.

Para finalizar, ella dice que no le dice que no a nadie, a ningún hombre que le pide una cita. A parte de tonta, sin filtro. Muy bien chata. Para decir esto mejor te podrías cortar la lengua.

Feminismo no académico

¿ Es la frase del año? Esa y la de Feminismo de cuarta generación, que no sé qué diablos significa. Sólo sé ( y no me gusta) que hemos pasado de ser mujeres luchando por salir de la burbuja de nuestra sociedad machista a ponernos etiquetas como todo el mundo espera que vivamos.

Feminismo no académico y Feminismo de cuarta generación. ¿ Tonterías o ganas de seguir jodiendo la marrana? Me da la sensación que esto que llaman feminismo no académico es una forma de dar crédito a esa moda de Femen o lo que es lo mismo, a un feminismo no pensado, un feminismo que dice que ha tomado la calle sin pasar por la universidad o pensarse dos veces lo que está haciendo. Me resulta cómico porque le ponen la etiqueta como si el feminismmo nunca hubiera estado en la calle. ¿ Qué pasa? ¿ Qué sólo las intelectuales tienen la capacidad de pensar cuando la sociedad la oprime? ¿ El feminismo nunca ha estado en las mujeres de a pie? Se ve que no y ahora sí. Pero en el fondo esta corriente no es más que un feminismo no pensado, no elaborado, que busca lo visceral en lugar de reflexionar para convencer a través de la palabra. A eso se refiere. Y es un arma de doble filo: feminismo no académico que se vuelca en la calle pero que a la vez manda el mensaje subliminal de un feminismo que es menos feminismo porque no está pensado. Que no me la dais.

¿ Y qué tiene que ver si el feminsimo es académico o no? ¿ Nos han de seguir poniendo límites a nuestra forma de pensar? Ahora somos de cuarta generación, algo que se dice pero que no se explica. ¿ Qué es feminismo de cuarta generación? ¿ Acaso es que el feminismo ha cambiado tanto? ¿ Es que no llevamos pidiendo lo mismo desde hace mil años? ¿ O es que hay que ponerle nombre a la moda para que las mentes más cortas nos situen en su pequeño mapa celebral?

Llamadnos como queráis, seguimos siendo mujeres libres
Llamadnos como queráis, seguimos siendo mujeres libres

Sea como fuera la cosa está en que cuando se habla de feminsimo se nos ha de empezar a poner cartelitos. Porque la gente de la calle nos tiene que poner en un cajón y si no somos mujeres “normales” que pasamos de pregunarnos el por qué de todo, sino mujeres que pensamos, nos han de poner la etiqueta para clasificarnos. Lo peor es que estas feministas que los medios de comunicación están llamando no académicas, no son más que mujeres que repiten los estereotipos machistas pero que defienden su necesidad de seguir llevando ropa de diseñador después de ser madres, algo así como: aunque me haya dedicado a ser una mujer decente, seguiré epensando en mí de vez en cuando como cuando no tenía hijos. Un feminismo bastante vacío que sólo persigue seguir pareciendo modernas aunque se acaten todas las poses machistas.

Total, que la mujer libre no gusta, que la mujer persona no sirve y que aunque nos dejan ser feministas, nos ponen unas guías que seguir, no sea que nos salgamos más de los límites, que ya nos vale.

Introducir el machismo a las nuevas generaciones

Si queremos que el machismo no se extienda más de lo que está, una buena forma de no propagarlo es educar a las nuevas generaciones en la igualdad. Y como la igualdad va más allá de cualquier acto, la lengua hablada también influye en no contagiar esta infección.

Últimamente he presenciado una escena en repetidas ocasiones de alguien que tiene una hija de dos años. La nena está en esa fase de hacer cosas nuevas y de que le digan si lo ha hecho bien o mal.

Y cuando esto sucede, cuando hace algo bien, su madre le dice: “Machota”.

¿ Hablamos de las connotaciones tan graves que tiene esto? Lo primero es que automáticamente dejas a su sexo en un segundo lugar, después del masculino. Porque si hace algo bien y calificarla como un macho, es automáticamente despreciar su acto.

Porque si una mujer, aunque tenga dos años, hace algo bien, para calificarla utilizas un adjetivo que alza la cualidad masculina de macho, es como decirle: como mujer no vales nada, pero has hecho algo bien, así que eres como un hombre.

También me sugiere que la madre tiene muy claro cuál es el lugar de la mujer en el mundo. Porque si no tiene más formas de decirle a su hija que es una machota, es que no entiende nada de qué va esto de la desigualdad, del feminismo y por encima de todo de qué es la educación.

Es higiene del lenguaje, es educación, es no perpetuar a las nuevas generaciones que ellas han de ser machos para hacer algo bien, que ellas no harán nada a derechas siendo mujeres: han de ser machotas. Porque esto implica que la cualidad masculina es más grande que la de la mujer, que el macho es quien está por encima de ella.

¿ No se os ocurren mejores maneras de animar a una niña que ha acabado de hacer algo bien?

No les dejeis creer que son inferiores a los hombres, ni que sea de palabra.
No les dejeis creer que son inferiores a los hombres, ni que sea de palabra.

Yo aprendí que sois tontas

image

image

Qué maravillas de frases!!!!!! Por Dios!!!!!! Que les den el Pulitzer ya!!!!! Lo he leído en la revista Grazia de esta semana. La verdad es que sin un foco de machismo increíble, no es la primera vez que les pillo en una de estas y eso que la leo de uvas a peras.
Estas capturas responden a un artículo llamado Lo que aprendí de Sexo en Nueva York. Madre del amor hermoso, es para mear y no echar gota!!!!!! Y esto se publica en España??? Lo que les queda por aprender a algunas…